Consultoría Agenda Urbana 2030

Los ayuntamientos y mancomunidades tienen la oportunidad de prepararse para el futuro, definir un Plan Estratégico de Territorio que además les abra la puerta a los fondos europeos feder.

La agenda urbana 2030 es el método de definir el desarrollo de los territorios con foco en la sostenibilidad y la cohesión y usando la digitalización como palanca de cambio.

Como sabemos, se enmarca en los ODS, que busca ciudades sostenibles, inclusivas, seguras y resistentes. La agenda urbana se concibe como un documento estratégico sin carácter normativo.

El elemento central de la agenda la constituyen los apartados dedicados al modelo de ciudad que se propone con un código de valores, y que refleja los objetivos estratégicos y las líneas de actuación que permitirán alcanzarlos, cada objetivo estratégico acoge, a su vez, un objetivo específico que se interrelacionan entre sí y con las propias líneas adaptación que son propuestas de carácter orientativo además de un sistema indicadores que facilita su implementación y determinación de una serie de pautas que permitirá hacer el seguimiento y la revisión de sus propios contenidos, la vocación de la agenda urbana es dinámica, destacan dentro de dicho sistema dos tipos de indicadores diferentes, uno de un lado descriptivo que debe ayudar a las administraciones fundamentalmente, elaborar sus propios diagnósticos de situación y un plan de acción, que serán las propias administraciones públicas las que decidirán cuando poner en marcha en su propia esfera competencial, todo ello en el marco de sus necesidades, capacidades y expectativas.

La agenda urbana 2030 va dirigido a garantizar la convivencia y fomentar la diversidad social a través de espacios urbanos, seguros, saludables, sostenibles y de calidad.

Tener Agenda Urbana 2030 es un elemento imprescindible para optar a las próximas convocatorias de Feder y especialmente a las Estrategias Territoriales Integradas (antiguos EDUSI)

crea agenda 2030 open

Puesta en marcha de Agenda Urbana 2030

FASE 1: Participación.

  • Plan de comunicación.
  • Mapa de agentes sociales.
  • Plan de participación.

 

FASE 2: Búsqueda de información.

  • Datos descriptivos.
  • Documentos relacionados.
  • Acciones implementadas o en marcha.
  • Base de datos

 

FASE 3: Diagnostico.

  • Análisis participativo de diagnóstico

 

FASE 4: Identificación de los objetivos.

  • Objetivos estratégicos.
  • Objetivos específicos.

 

FASE 5: Plan de Acción.

  • Dinámicas de participación.
  • Conexiones entre proyectos existentes.
  • Cronograma de acción.

 

FASE 6: Evaluación y seguimiento.

  • Sistema de indicadores.

 

FASE 7: Ejecución.

  • Financiación.
  • Subvenciones.

Contacto ayudas

Pregúntanos