Club de Producto de Destino Turístico: una apuesta territorial para la dinamización sostenible de los destinos

En la búsqueda constante de estrategias para impulsar el turismo, los destinos se encuentran cada vez más interesados (también por la alta competitividad del mercado turístico) en desarrollar iniciativas que no solo atraigan visitantes, sino que también generen un impacto positivo en la economía local y en la comunidad en general. En este contexto, los clubes de producto turístico emergen como una herramienta poderosa para la promoción y la gestión sostenible de los destinos.

¿Por qué un club de producto turístico es una apuesta territorial fundamental para la dinamización y mejora competitiva de los destinos? Existen 5 claves a destacar:

  1. Integración de stakeholders locales

Uno de los principales beneficios de los clubes de producto turístico es su capacidad para integrar a los diversos actores locales involucrados en la cadena de valor del turismo. Desde hoteles y restaurantes hasta agencias de viajes, guías, empresas de actividades y artesanos locales, la colaboración entre estos actores es esencial para ofrecer experiencias turísticas auténticas, diferenciales y de calidad. Al reunir a estos actores en un club de producto turístico, se fomenta la cooperación, se comparten recursos y se promueve una visión común para el desarrollo del destino.

  1. Diversificación de la oferta turística

Los clubes de producto turístico permiten la diversificación de la oferta turística de un destino. En lugar de depender exclusivamente de un atractivo o actividad principal, como playas o monumentos históricos, los destinos pueden desarrollar una amplia gama de productos turísticos que satisfagan los intereses y necesidades de diferentes tipos de viajeros. Desde rutas gastronómicas y enológicas, hasta circuitos de aventura, turismo rural, turismo activo-deportivo, etc., la diversificación de la oferta contribuye a atraer a un público más variado y a aumentar las motivaciones de consumo y la competitividad del destino en el mercado turístico.

  1. Desarrollo sostenible

 

 

La gestión sostenible del turismo es una preocupación cada vez más importante para los destinos, es una realidad muy presente en la actualidad. Los clubes de producto turístico brindan una plataforma para promover prácticas sostenibles en todas las etapas de la cadena de valor del turismo. Esto incluye la conservación del patrimonio natural y cultural, la promoción del turismo responsable y el apoyo a la economía local.

Al adoptar un enfoque holístico y colaborativo, los clubes de producto pueden contribuir significativamente a la preservación del entorno y al bienestar de las comunidades locales a largo plazo. Contar con la participación de empresarios y gestores de recursos locales dentro de los clubes es clave para la sostenibilidad social, económica y medioambiental.

  1. Comunicación y promoción

Otro aspecto clave de los clubes de producto turístico es su papel en el marketing, comunicación y promoción del destino. Al unir fuerzas, los miembros del club pueden desarrollar estrategias de marketing conjuntas, participar en ferias y eventos turísticos, y aprovechar las plataformas digitales para aumentar la visibilidad del destino. Esta colaboración en materia de promoción no solo maximiza el alcance y el impacto de las campañas de marketing, sino que también permite una distribución más equitativa de los recursos disponibles. Gracias al club de producto, la oferta del destino tendrá un valor más tangible, apoyada especialmente en experiencias turísticas consumibles y enfocadas a distintos públicos y mercados, provocando mayor acercamiento de viajeros.

  1. Generación de empleo y riqueza. Dinamización económica local

Finalmente, los clubes de producto turístico tienen el potencial de generar empleo y riqueza en las comunidades locales. Al fortalecer la oferta turística, aumentar el flujo de visitantes y promover el consumo de productos y servicios locales, estos clubes contribuyen directamente al desarrollo económico del territorio. Además, al fomentar la formación, profesionalización y capacitación en el sector turístico, ayudan a mejorar la calidad de vida de los residentes locales y a reducir la dependencia de otras industrias menos sostenibles.

Los clubes de producto turístico representan una apuesta territorial fundamental para la dinamización de los destinos. Al integrar a los agentes locales, diversificar la oferta turística, promover la sostenibilidad, impulsar el marketing y la promoción, y generar empleo y riqueza, estos clubes desempeñan un papel crucial en el desarrollo turístico sostenible y en la mejora de la competitividad de los destinos a nivel global.

En un mundo cada vez más conectado y competitivo, invertir en la creación y el fortalecimiento de clubes de producto turístico se presenta como una estrategia inteligente y necesaria para el futuro de los destinos turísticos. Además, contar con clubes de producto turístico es una iniciativa esencial que puede estar liderada desde la parte política, en beneficio del tejido social local, una actuación directa y real con la que dinamizar la actividad turística de una manera sostenible.

 

📝  Samuel Rodríguez