La importancia de saber escuchar

No Comments

Es evidente la importancia de saber escuchar en cualquier proceso comunicativo, pero a menudo se suele prestar más atención a lo que se dice frente a lo que se nos dice. Muchos piensan que el proceso de escucha es automático, pero se equivocan. Para escuchar de manera correcta se debe hacer un esfuerzo mayor que el de comunicar y de esta manera podremos descifrar y entender aquello que  se nos dice.

En la actualidad existen grabes problemas de comunicación en el trabajo, las familias, los grupos sociales, etc. Todos queremos hacer llegar a los demás nuestras ideas, valores o sentimientos entre otras cosas, pero muy pocos son los que saben escuchar de forma activa, demostrando al emisor que le han entendido.

Si nos llevamos el concepto al área empresarial, podemos ver como las marcas cada vez están más inmersas en los nuevos modelos de comunicación gracias a los medios sociales, el social CRM, el e-commerce, etc. Podemos afirmar que gracias a las herramientas que ponen a nuestra disposición las redes sociales la comunicación digital ha tomado gran relevancia e influjo sobre la sociedad actual.

La escucha activa es atender, es oír, es prestar atención y es comprender al que habla, yendo todavía un paso mas allá de lo que meramente nos dicen y comprendiendo los sentimientos que se esconden detrás de las palabras. Desde el punto de vista de las empresas y las marcas este proceso cobra una gran importancia, si escuchan activa y correctamente a sus clientes podrán entender los pensamientos y en consecuencia los comportamientos de los mismos respecto a sus productos o servicios.

Los principales beneficios que reporta la escucha activa son:

– Recopilación de información del mundo online

– Clasificar los datos por atributos o temáticas

– La segmentación de la información permite una mejor interpretación

– Representar gráficamente los resultados

– Agrupar los contenidos por targets

– Detectar a los influenciadores

– Conocer y definir a los influenciadores

– Comprender y entender las relaciones entre consumidores

– Detectar los principales temas de interés

– Generar patrones de influencia

– Aporta confianza

a

En resumen, la escucha activa consiste en ver las cosas como las ven  nuestros públicos objetivos y sentirlas como ellos las sienten. Es por ello que desde Open-Ideas os animamos a identificaros con vuestra clientela desarrollando empatía hacia ellos,  realizando un esfuerzo importante por saber escuchar y comprender los pensamientos y sentimientos que subyacen en el comportamiento y la comunicación que realizan, especialmente en los medios sociales.

Más posts de Open - Ideas

Todos los posts
No Comments
 

Deja tu comentraio