Marketing de afiliados

El marketing de afiliados ha crecido mucho en los últimos años. Solo en Estados Unidos las empresas destinarán más de 8.000 millones de dólares a esta forma de promoción en 2022, según datos de Statista. En España, los primeros datos de 2022 confirman el crecimiento que se vivió el año pasado. Mucho va a seguir sonando este tipo de marketing, pero en qué consiste realmente. 

¿Qué es el Marketing de afiliados? 

Para explicar qué es el marketing de afiliación podemos empezar citando la palabra sinergia, un término que proviene del griego y que quiere decir “trabajo en común”. En el marketing de afiliación el creador de contenido y la marca tienen un mismo objetivo: vender un producto o servicio y ganar dinero con ello. 

El marketing de afiliados se basa en la cooperación: alguien tiene un producto o servicio que vender y otro tiene una plataforma para promocionarlo (afiliado); y por cada conversión que se produzca, ese afiliado se llevará una comisión. Cuantas más conversiones haya (ventas, registros, descargas, visitas…) más beneficio para ambas partes, he aquí la sinergia. 

Cómo funciona el marketing de afiliados 

Hay distintas fórmulas dentro de la afiliación. La que utiliza la plataforma Grow de Tradedoubler, partner de Open-Ideas, está especializada en pymes y es de las más sencillas.  

  1. El vendedor integra el tracking de seguimiento de Grow en su website. Paso esencial para identificar la procedencia del tráfico. A veces, esta operación puede demorarse si se delega, pero con las soluciones plug and play es realmente fácil implementar el código en una web. 
  1. Posteriormente se configura el programa de afiliación deseado. Aquí es dónde se fijan las comisiones que se llevarán los publishers por las ventas conseguidas. 
  1. Crear una red de afiliados que promocionen los productos. En este paso se generan los vínculos con los afiliados, que se convertirán en creadores de contenido. Grow de Tradedoubler suma más de 1.800 afiliados activos. 
  1. Pagar las comisiones. La plataforma elegida será la encargada de pagar al afiliado, generalmente mediante una facturación mensual. 

Comisiones 

Las comisiones en el marketing de afiliación suelen ser un porcentaje de la venta o una cantidad previamente pactada por el número de registros o leads conseguidos o por las visitas que se han generado desde el sitio del afiliado. Lo que está claro es que el vendedor solo paga si hay conversión, por eso se denomina también marketing de resultados. 

Ventajas para los afiliados 

  • No necesitan crear un producto ni servicio, tampoco tener una gran idea de negocio. Con un sitio web para promociones es suficiente, aunque, claro está, hay que conseguir tráfico. 
  • Sin exclusividad para un solo comerciante. En la misma web se pueden promocionar productos distintos de marcas distintas, por lo que se puede ganar dinero por distintas vías. 
  • Sin responsabilidad sobre el producto. Los afiliados solo promocionan, ni fabrican ni venden. Si hay cualquier problema con la venta, como una devolución, el responsable es el vendedor. 

Ventajas para los vendedores  

  • La empresa solo pagará si hay un resultado. El vendedor desembolsa dinero al afiliado en el caso de que se haya generado una venta. El marketing de afiliados no requiere inversión inicial, sino que simplemente se paga por los resultados conseguidos. 
  • Permite llegar a muchas personas. Algunos de los afiliados tienen blogs o páginas que generan mucho tráfico, por lo que el alcance puede ser muy amplio. Muchos usuarios pueden ser impactados por el contenido en el que se promociona el producto. 
  • Confianza. El sitio web del afiliado ha generado una confianza gracias a sus contenidos y aparecer en ellos es una gran manera de promocionar un producto. 
  • Medición en tiempo real. Los resultados se pueden ver según se vayan produciendo, por lo que es posible crear campañas personalizadas en función de las necesidades de cada momento o ajustar las que ya están operativas. 

El tema de las cookies 

Las famosas cookies son esenciales en el marketing de afiliación. Gracias a ellas se sabe de dónde proviene el usuario que ha finalizado la conversión. Si un cliente llega al sitio web del producto a través de un enlace integrado en el contenido del afiliado y compra algo en los siguientes 30 días, este último recibirá una comisión. Eso sí, debe hacerlo en ese plazo de tiempo, si no la cookie caducará.