Beneficios que supone la transformación digital en los destinos rurales.

¿Qué beneficios supone la Transformación Digital en los Destinos Rurales?

En la actualidad, los destinos turísticos se fundamentan en la innovación y la digitalización de los mismos, para adaptarse a las tendencias y demandas de los usuarios que los visitan.  Son términos esenciales que deben enfatizarse también en las zonas rurales, para garantizar la calidad de vida de los residentes locales, brindar experiencias turísticas que satisfagan las necesidades de los visitantes y afrontar el presente reto demográfico.

Por ello, se identifican algunos aspectos que pueden alcanzarse a través del fomento de desarrollo turístico sostenible y la implementación de la transformación digital en los destinos rurales.

Personalización y mejora de la experiencia del visitante.

Asegurar la individualización de las demandas del visitante mediante el análisis y recopilación de datos inteligentes. Aprovechando herramientas tecnológicas como el aprendizaje automático y la Inteligencia Artificial se observan las preferencias de los usuarios y, en función de los resultados obtenidos, se ofrecen itinerarios basados en patrones de comportamiento, lo que impulsa la personalización de los intereses del visitante y promueve la fidelización de este a largo plazo.

Favorecimiento del vínculo entre los diversos servicios turísticos.

La incorporación de una información minuciosa acerca de los servicios turísticos que se ofrecen en un destino determinado mediante la implementación de plataformas digitales, posibilita la planificación íntegra de un viaje. Lo cual, beneficia a los visitantes y, a su vez, al destino, ya que mejora la eficiencia operativa y la toma de las decisiones en la gestión, optimizando la planificación turística a nivel interno.

Desarrollo turístico sostenible gracias al ámbito digital.

Promover un desarrollo turístico sostenible es crucial para la conservación de los destinos rurales. Esto se puede lograr a través de la monitorización digital de los espacios que requieren protección, incluyendo un seguimiento con herramientas tecnológicas como drones o sensores, que supongan la recopilación de información sobre el estado en el que se encuentran estos entornos. De esta forma, se pueden considerar medidas y actuaciones preventivas ante los inconvenientes que se presenten.

Reducción de la despoblación en los destinos rurales.

Impulsando la diversificación económica, el emprendimiento local, así como la creación de empresas tecnológicas y startups, se genera un mayor interés en los visitantes para desplazarse a las áreas rurales y escogerlas como su lugar de residencia. Además, la implantación de infraestructuras y herramientas digitales favorece la presencia de espacios para el teletrabajo y coworking, lo cual supone que se mantengan los residentes locales en sus respectivos municipios y se atraiga a los profesionales del sector para trasladarse a las zonas rurales.

Mejora de la dinámica de los comercios locales.

Implementar herramientas digitales en los comercios locales de los destinos rurales incrementa la eficiencia, atrae a un mayor número de clientes y optimiza las operaciones.  Promover la familiarización con las tecnologías en la población local posibilita la utilización de estas para brindar asistencia a los usuarios que hagan uso de las mismas. De esta forma, se puede mejorar la dinámica y la promoción de los comercios mediante el uso de redes sociales.

Facilita la participación de la población local en la gestión turística de las zonas.

La participación efectiva de la población local es indispensable para una gestión equitativa entre las Administraciones públicas y los residentes de los municipios rurales. Esto se puede lograr mediante el desarrollo de un apartado en la página web oficial de los municipios, donde los ciudadanos puedan acceder a él y aportar sus preocupaciones y necesidades en materia de turismo, permitiendo trasladar esas cuestiones a los agentes involucrados en la gestión del entorno.

Fomento del turismo responsable.

La transformación digital es esencial para el fomento del turismo responsable y la concienciación de los visitantes sobre el impacto que se genera en la cultura local y el entorno, proporcionando información a través de plataformas digitales sobre la práctica de actividades respetuosas en los espacios naturales y rurales. Además, la implementación de herramientas como la Realidad Aumentada o la Realidad Virtual son también una alternativa sostenible a otras formas de turismo que destacan el encanto y la esencia del destino, atrayendo a un rango de visitantes más amplio. Esto supone, a su vez, la diversificación de la oferta turística en los municipios.

El proceso de transformación digital es un enfoque crucial para el desarrollo de los destinos rurales, permitiendo adaptarse a las nuevas tendencias turísticas que emergen con el tiempo. Presenta una serie de beneficios que plantean la conservación del entorno, la mejora de la experiencia de los visitantes, el reto demográfico y contribuyen a la integración de la población local en la gestión turística.

Todos ellos son aspectos que conforman un modelo turístico sostenible, inteligente y resiliente, que pueda anticiparse a inconvenientes futuros que puedan suceder.

La digitalización de los destinos actúa como catalizador para garantizar un desarrollo turístico responsable con el medio en una sociedad tecnológicamente más avanzada.

📝 Laura Navas

 

Categoría:
Tags: