5 técnicas infalibles para mejorar la tasa de apertura de tus correos electrónicos con email marketing

¿Utilizas email marketing para tu negocio? ¿Sabes que es una potente herramienta para poder llegar a tus clientes e impulsar las ventas de tu negocio?

Una de las ventajas del uso de esta estrategia es que se produce una reacción en el usuario que recibe el correo ya sea abriéndolo, archivándolo o eliminándolo. También es un medio que resulta muy rentable para las empresas para promocionar productos o servicios, generar mayor interés en el usuario y aumentar el tráfico hacia la página web.

El miedo que se suele tener al plantear esta estrategia es el de molestar a los clientes y conseguir el efecto contrario en ellos. Lo más probable es que tú mismo recibes cada día muchísimos correos electrónicos con descuentos, promociones, ofertas, lanzamientos… ¿Te has parado a pensar qué haces con ellos? Seguramente muchos te interesen y otros terminen directamente en la papelera.

En este post te vamos a contar las cinco claves que debe tener una buena estrategia de email marketing para mejorar la tasa de apertura en los correos:

  1. Ten en cuenta la normativa de la protección de datos

Este primer punto es el que inicialmente te puede parecer más tedioso, ya que antes de comenzar tu campaña de email marketing es esencial que conozcas la legislación que regula el marketing digital parar asegurarte de que no infringes ninguna norma.

La protección de la información personal es una prioridad para la Unión Europea. Por este motivo, en 2016 se implementó el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) para prevenir que las compañías manejen datos de los usuarios sin obtener previamente su permiso. En alineación con esta regulación, es esencial dar la opción al usuario tanto para registrarse a una lista de correo, como para que se pueda dar de baja cuando quiera dejar de recibir comunicaciones.

Por este motivo, en todos los correos electrónicos que se envíen a los usuarios, se ha de incluir un vínculo que normalmente aparece en la parte del final en letra pequeña para que el destinatario pueda cancelar la suscripción a la lista de distribución de forma sencilla y en cualquier momento.

  1. No hagas spam

Te habrá pasado más de una vez que una empresa te envíe comunicaciones más de una vez por semana, ya sea con promociones o novedades. Esta estrategia es la que puede producir en el usuario el efecto contrario al que estamos buscando que es el de que elimine su suscripción de la lista de correo. Para no caer en el temido spam por parte de los usuarios, hay que encontrar la frecuencia justa entre correo y correo, lo óptimo sería el envío de un correo electrónico a la semana.

  1. Incluye llamadas a la acción en tu contenido

Hay que tener en cuenta que para cada correo electrónico que enviemos, tendremos un objetivo, ya sea el de generar ventas, aumentar el tráfico a la página web o, a la página de contacto. Con cada correo electrónico que enviemos hay que pensar en cómo queremos que reaccionen los destinatarios cuando lo abran. ¿Qué acción queremos que hagan cuando lo abran?

Hay que incluir un enlace o un botón de llamada a la acción (lo que también se conoce como call to action o CTA en inglés) que invite a los usuarios a responder. Algunos ejemplos de CTA que siempre funcionan son:

  • Pide más información
  • Regístrate
  • Unidades limitadas
  • Descárgalo ya
  • Visita la tienda

Tan importante es elegir una buena llamada a la acción, como utilizar una estética llamativa y acorde con la imagen corporativa.

Para ello, te recomendamos la creación de una plantilla con los colores corporativos de tu empresa, que no incluya mucho texto y que sea sobre todo muy visual para llamar la atención de los usuarios en el primer impacto de apertura.

  1. Elige las horas adecuadas para enviar los correos

En Open – Ideas trabajamos con herramientas de e-mail marketing para programar y enviar campañas. Además de estas dos funciones, también nos permite medir el rendimiento de éstas para así conocer las horas óptimas de envío.

La elección del día y la hora para el envío de tus correos electrónicos es crucial para mejorar las tasas de apertura y de interacción. Aunque numerosos estudios se han llevado a cabo para encontrar el momento óptimo, la realidad es que a cada empresa dependiendo de su sector y su nicho le funcionará una hora u otra.

Sin embargo, se ha observado que hay días más propicios que otros. Enviar correos los lunes y viernes puede no ser la mejor idea, dado que las personas normalmente están más ocupadas a nivel laboral, los lunes con la vuelta del fin de semana y los viernes con la mente en el comienzo de éste.

Asimismo, los fines de semana tienden a ser menos efectivos porque la gente suele desconectar del email. En cambio, los martes y jueves suelen experimentar mejores índices de respuesta.

  1. Dedica tiempo a redactar un buen asunto y mensaje

Durante el día, tus emails deben destacarse entre un mar de aplicaciones y alertas para captar la atención de los destinatarios. Por este motivo, es clave redactar un título atractivo que asegure la lectura de tus correos. Existen diversas técnicas para crear asuntos interesantes, sin embargo, lo más efectivo suele ser un enfoque sencillo, claro y que motive a la acción.

Open-Ideas somos expertos en Digitalización & Marketing, si necesitas ayuda en la creación y ejecución de tu estrategia de marketing no dudes en contactar con nosotros. Sabemos, podemos y queremos ayudarte.

📝 Alba Pérez